Dame la mano y vamos…

Por casualidad del fixture empezamos esta segunda ronda enfrentando otra camiseta Celeste. Ya nos pasó en la primera etapa pero aquello fue lejos de casa, en Río Cuarto. Distinto será esperar al visitante en nuestro Alfredo Beranger.  Hacía rato que no me sentaba a teclear una nota del Gasolero y eso que nos envolvimos en gloria con varios triunfos en fila y un desliz final que ayudará a repasar esos detalles para seguir de racha.

Quedamos a tres puntos de los tres punteros de nuestra zona (Estudiantes de Río Cuarto, Atlanta y Platense) y habrá que seguir en modo ganador para no perderles pisada. Todo se define en esta segunda etapa y todo puede pasar.  Pero primero está este León en el camino de Temperley.

De Río Cuarto guardo recuerdos de alguna visita fugaz por trabajo tras un artículo sobre producción agropecuaria. Cosas de la profesión que nos van llevando, de vez en vez, por los distintos rumbos de nuestra querida argentina.

Destinos que nos permiten conocer buenos amigos y sumar a la mochila de las experiencias a personas que vale la pena conocer. Caminos que se bifurcan y nos van llevando sin más por este andar cotidiano. Una ciudad grande, muy grande, que tiene una producción próspera agropecuaria que le permite hasta tener alguna planta de biodiesel, justo en la ciudad del club que enfrentará al Gasolero.

El Estudiantes de esta ciudad cordobesa tiene su mojón el 1 de julio de 1912 cuando se inauguró en la ciudad de Río Cuarto el Colegio Nacional Nº 1. Allí sus alumnos formaron el Centro de Estudiantes y Biblioteca Bernardino Rivadavia. Este Centro fue fundado el 21 de septiembre de 1912. La primera camiseta fue negra con las siglas CE en el pecho, referencia al Club Estudiantes, luego en 1916 usó una negra con una franja blanca horizontal al medio. Fue el primer Campeón del fútbol riocuartense en 1917 ya con casaca Celeste, todo esto lo leemos en su sitio web aaestudiantes.com.ar.

Además, agrega que jugó Campeonatos Nacional de AFA en los años 1983, 1984 y 1985, torneos en los que se midió con Boca, River y Ferro entre otros.

Ahora será el momento de sumarnos a una esperanza nueva luego de un receso con pases entre los que se fueron y llegaron. El ida y vuelta del fútbol…

Y entre tanto pensaba que hace unos días, el 1 de febrero hubiera cumplido 90 años María Elena Walsh. Ella quien escribió en Canción de caminantes aquello de “Porque el camino es árido y desalienta / Porque tenemos miedo de andar a tientas / Porque esperando a solas poco se alcanza / Valen más dos temores que una esperanza”. Por todo eso, afirma en su poesía: “Dame la mano y vamos ya, / dame la mano y vamos ya”.

“Porque el silencio es cruel, peligroso el viaje / Yo te doy mi canción tú me das coraje”, lo escribió la Walsh… ¿Lo cantamos juntos?

Federico Gastón Guerra 

Comentarios