Tablas que preocupan…

Temperley terminó en tablas ante Newells, en el Parque de la Independencia. El 0-0 hubiera tenido valor en otro contexto, pero le sabe a poco a un Gasolero que no puede despegar la mirada de las tablas de la Superliga: esta 25to con sólo 14 puntos en 17 fechas y en la de promedios quedó a esa cifra (14) de Velez y Tigre. Imposible no preocuparse.

En el juego, hubo poco para rescatar. Esmerado planteó en los papeles un 451 flexible que pretendió ser 433 en ofensiva, aunque se lo notó muy sólo al voluntarioso Fabián Muñoz que rara vez tuvo el acompañamiento de los externos, volantes y laterales. Muy bajos rendimientos individuales incluso de algunos jugadores que han demostrado mucho con nuestra camiseta, sobre todo a la hora de atacar. En esta empresa el Cele parece un equipo al que la cancha le queda enorme, carente de sorpresa, de pequeñas sociedades y lo sintetizan da las matemáticas: lleva 500 minutos sin convertir un gol.

Newells contrapuso muy poco. Fue voluntad contra voluntad. Y las pocas veces que se arrimó con peligro encontró la seguridad de Josué Ayala bajo los tres palos. El empate fue justo. Terminaron en tablas, pero el 0-0 deja preocupados tanto a locales como visitantes.

El sábado, ante Gimnasia en casa quizá sea la ultima gran chance de empezar a decir “acá estoy” y demostrar ante los fieles que nunca abandonan en el Beranger que Temperley puede dar pelea hasta el final y no descender varias fechas antes del epílogo. ¿Podrá este Temperley de sólo 14 puntos en 17 fechas lograr unos 20 o más en las 10 que faltan para poder soñar? En el fútbol no todo es dos más dos y mientras las matemáticas no digan lo contrario habrá que intentarlo.

Pepe Tricanico

Comentarios