Pacto con el Diablo

Temperley empató 0 a 0 con Independiente. Josué Ayala salvó el arco Celeste en varias oportunidades y Albil hizo lo propio en una clara que le tapó a Sánchez Sotelo. Preocupa el poco peso ofensivo. Pero deja una esperanza el no haber vuelto a perder. El Gasolero terminó con 10 por la expulsión de Nani.

El partido podría resumirse en una gran actuación de Josué Ayala y en una tapada providencial de Albil (el arquero rojo). Temperley tuvo sus chances en los pies de Sánchez Sotelo e Independiente convirtió al en héroe al 1 Celeste en remates que llegaron consecutivamente de Sánchez Miño, Asís y un cabezazo de Jonás Gutiérrez en una misma jugada.

En el balance el Rojo de Avellaneda lo buscó siempre y el Gasolero con sus armas logró cierto equilibrio en la mitad de la cancha pero sigue en deuda con la definición. Los de Holan mostraron superioridad en lo individual y el equipo de Esmerado lució ordenado en la mitad de la cancha con una entrega importante de Arregui, Fattori y algunos pases de Di Lorenzo.

Independiente buscó con la entrada de Brian Romero y Gigliotti torcer un rumbo que, sobre todo en el segundo tiempo, tuvo destino de empate.

Los Celestes terminaron con 10 por expulsión de Nani. Entró Riveros y salió Figueroa lo cual ya terminó de quitarle explosión a la delantera de Temperley. Antes había ingresado Brandán por Di Lorenzo sin tener un partido con conexión con los delanteros.

Sigue preocupando la falta de gol pero alienta el haber dejado el arco en cero. Llega Newells en Rosario y se deberá demostrar que este empate es un punto de recuperación para seguir mirando la Súperliga con esperanza.

El aliento del pueblo Gasolero fue notable y sólo resta esperar que llegue el gol para seguir con la luz encendida de una posible recuperación.

Federico Gaston Guerra

Comentarios