No se puso colorado…

Temperley sacó un valioso empate 2 a 2 en su vista a Argentinos Juniors. El equipo de La Paternal dominó el juego pero el Celeste con un golazo de Sánchez Sotelo de más de 35 metros y otro de De Ciancio se trajo un punto que suma.

Juan Ignacio Sánchez Sotelo se llenó la boca de gol y sorprendió a todos con un tanto de más de 35 metros. Vio adelantado al arquero Chávez y por arriba abrió el marcador para Temperley a los 19 del primer tiempo. Antes, en el inicio del encuentro, el Bicho Colorado le ganaba la banda a Scifo con Cabrera y Piovi pero sin lograr lastimar al Gasolero.

Argentinos logró pasajes de muy buen juego con toque habilidoso y preciso. A los dos mencionados el local sumaba con Quiroga quien tuvo una buena chance de cabeza. Temperley comenzó a animarse con algo de Di Lorenzo quien encontró a Sánchez Sotelo y estuvo cerca del tanto interrumpido por el 1 de La Paternal.

Luego de la apertura del marcador, el Celeste sufrió el embate del local encontrando en Ayala el mejor aliado en la defensa (le atajó un cabezazo a González y a Cabrera por dos en apenas tres minutos). Sobre el final de la primera mitad Javier Cabrera desperdició una acción clara sobre el travesaño. Antes había entrado y debutado en Primera Sebastián Riquelme (hermano de Román).

Ya en el complemento Alfredo Berti apostó por la entrada de Pisculichi para tener más fuerza en el ataque y que los pases lleguen a destino. Fue un vendaval Argentinos en la segunda mitad ya que dio la sensación que el Celeste renunció a jugar y se dedicó a esperarlo demasiado al Bicho Colarado que fueal ataque y tuvo sus oportunidades en los pies de Lazo, Sandoval y González.

Para la visita quedaba la garra y la entrega pero no había fútbol. Por eso en dos ráfagas: Pisculichi (de gran tiro libre con la complicidad del 1 Celeste que dejó su palo descubierto) y Nicolás González dieron vuelta el trámite. En ese tramo Lugo se sintió perdido en el campo sin encontrar una posición. Los ingresados Delgado y De Ciancio (quien se colocó tanto entre los centrales como en el medio campo) se iluminaron en el segundo tiempo y en un ataque aislado cerraron el marcador 2 a 2 (gol de De Ciancio). Fue muy flojo lo de Gentile quien también saltó a la cancha desde el banco. Párrafo aparte para un Arregui que además de meter probó desde lejos y casi convierte.

Tanto el local como la visita terminaron con 10 jugadores (expulsados Escobar, y Sandoval sobre el final) pero el empate fue festejado más por el Celeste que sigue sin perder con el DT Esmerado. Más allá de que Temperley debe mejorar su juego para no sufrir tanto los partidos (se notó, es cierto, la falta de Costa, Figueroa y Ozuna) sigue sumando puntos y eso es muy positivo. Sin dudas, el Gasolero no se puso colorado a la hora de sacar el balón lejos de su área y no se desordenó a pesar que le dieron vuelta el marcador. Siempre sumar es bueno y este plantel lo sabe.

Federico Gastón Guerra

Comentarios