Un Esmerado empate

Temperley igualó 0 a 0 en el estadio de Banfield en el debut del DT Gasolero. Con un esquema definido, el visitante se plantó ordenado y no dejó al Taladro demasiados espacios para el gol. Un punto para la recuperación Celeste. Josué Ayala gran figura. 

Lo adelantó el DT Celeste, Gastón Esmerado, en el Show de Temperley: “Nuestro estilo es lograr consolidar un equipo ordenado e intenso, muy intenso. Por eso quiero que sea corto y protagonista, siempre respetando el rival que tenemos enfrente”. Y cumplió. Rápidamente el Celeste se paró con un esquema 4 – 4 -2 en el estadio de Banfield, tapándole los espacios y marcando firme (hasta con tres hombres) las subidas del Taladro. El arquero Gasolero, Josué Ayala, fue una pieza fundamental para lograr el punto.

La primera del encuentro en Peña y Arenales fue para Banfield y el guardameta Celeste empezó a mostrar que el arco estaba cerrado: evitó el tanto del local durante los 90 minutos en grandes atajadas tras remates de Sperduti, Mouche, Álvarez y Bertolo.

El equipo de Falcioni buscó entrar por las bandas con Sperduti y Mouche (más aprovechando el lado de Scifo quien subía y dejaba algunos huecos) sin llegar a lastimar. Temperley tuvo su oportunidad en una gran jugada en la que Costa de cabeza le sacó astillas al travesaño; el empuje visitante llegó, además, con toques y buen juego sin tanto traslado de pelota individual lo que posibilitaba la tenencia y el control del balón.

Con las líneas de defensa y de volantes bien cerca (“logrando un equipo corto e intenso”, como dijo Esmerado) el Celeste fue ordenado con Figueroa, Costa y un Villasanti que supo entender cómo hacer la diagonal y meterse entre los centrales banfileños.

En el complemento el conjunto de Turdera se vio sitiado por un Banfield herido en su orgullo que salió a buscar el triunfo.  El peligro local llegó con la asociación Bertolo y Mouche quienes generaron buen juego pero sin lograr torcer a Ayala.

Quedó la sensación que el punto servirá para la recuperación y la esperanza. El equipo de Esmerado tuvo, también, puntos aprobados en Arregui, Costa (jugó muy bien en la contención de la pelota), Nani y Villasanti. El resto acompañó muy bien un esquema que no pudo ser taladrado y que muestra signos positivos de cara a lo que falta con el sello que ya le impuso el nuevo entrenador de “ser muy inteligentes a la hora de ir como visitantes”. El clásico de barrio quedó a mano pero la mueca de sonrisa es Celeste.

Comentarios